Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Comunidades

Fortalecen capacidad productiva para las víctimas de Chámeza y Recetor

La Unidad para las Víctimas acompaña la implementación de las medidas de restitución que buscan fortalecer las capacidades productivas de la Asociación de Salineros de Chámeza y la Asociación de Mercados Campesinos de Recetor.

Gracias a la gestión de la Unidad para las Víctimas, los Sujetos de Reparación Colectiva de Chámeza y Recetor fueron incorporados al programa ‘Sumando Paz’ del Ministerio de Trabajo, que aportará alrededor de $ 400 millones.

Los recursos permitirán la recuperación organizativa y productiva de la Asociación de Productores de Sal de Chámeza (Asohacha) y la recuperación del mercado campesino con participación de las veredas de Recetor.

Carlos Arturo Pardo Alezones, director territorial para el Meta y Llanos Orientales, se refirió al trabajo realizado con estas comunidades: “Además de brindar todo el acompañamiento psicosocial, de atención y reparación a las víctimas, también apoyamos la gestión y la consecución de recursos para que las comunidades se empoderen y lideren su proceso de reconstrucción del tejido social y mejoren su calidad de vida”.

El acompañamiento está a cargo de los profesionales Ezequiel Vargas y Giselle Beltrán de la Unidad para las Víctimas en Casanare, quienes destacan la participación activa de los habitantes de Chámeza y Recetor en su proceso de reparación y la labor de las organizaciones comunitarias para empoderarse de proyectos productivos.

“El objetivo del programa es que la comunidad fortalezca sus capacidades laborales y productivas, que se empoderen de los planes de negocio que formularon en sus Planes de Reparación, ya sea a través de la empleabilidad o el autoempleo, teniendo como base los principios de cooperación y solidaridad”, resaltó Ezequiel Vargas.

Actualmente los salineros en Chámeza y los campesinos en Recetor tienen construidos los planes de negocio, han recibido acompañamiento psicosocial, han construido la caracterización socioeconómica, poblacional y territorial para implementar estrategias de mercadeo y comercialización.

Además han recibido activos productivos y financieros para adecuar los equipos industriales para las plantas salineras y en el caso de los mercados campesinos, adecuar la dotación necesaria para la venta de productos de la región y la participación en ferias campesinas, que también fue fortalecido en el año 2017 por la Unidad, con inversión de $10 millones.

Participe con SuVersión

comentarios

Noticias que te pueden interesar

Close