Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!
Noticias

Mientras que el gobernador y alcalde de Arauca son los peores del país, el gobernador de Casanare ocupa el puesto 17 y el alcalde de Yopal el 11

El noticiero del Canal Uno de la television nacional CM&, dio a conocer ayer la encuesta sobre la imagen tanto positiva como negativa de los alcaldes de ciudades capitales y la de los gobernadores; encuesta que viene siendo realizada hace varios años en el país.

El peor gobernador del país es el de Arauca, Ricardo Alvarado Bestene, con una imagen negativa del 68%, frente a una imagen positiva del 19%, y el peor alcalde es el de Arauca, Benjamín Socadagui, con una imagen negativa del 74%, frente a una imagen positiva del 26%.

Para el caso de Casanare, el gobernador Alirio Barrera, ocupa el puesto 17 con una imagen negativa del 47% y con el mismo porcentaje de imagen positiva. El alcalde de Yopal, Leonardo Puentes, ocupó el puesto 11 con el 52% de imagen positiva, frente a 46% de imagen negativa.

Según algunos ciudadanos del departamento de Casanare, las imagen negativa del gobernador tiene que ver con el desgaste natural de su inmediato equipo de colaboradores, en este caso varios secretarios, que definitivamente poco le aportan a la administración, casos como los secretarios de educación, agricultura, y los directores de vivienda y tránsito departamental, son evidentes, e inclusive les fue mal en los debates de control político de la Asamblea departamental pero a pesar de ello, el gobernador insiste en mantenerlos en los cargos.

Por su parte, a pesar de estar con buena imagen, el alcalde de Yopal, sigue padeciendo los constantes yerros de sus subalternos más cercanos, varios de los cuales, tienen semiparalizada a la administración, ejemplos como el del asesor jurídico de la alcaldía, la asesora jurídica del despacho, la unidad de contratación, entre otros, tienen cometiendo errores administrativos al alcalde, como por ejemplo la “alcaldada” del Decreto de Tránsito.

A todos estos gobernantes les queda un año de administración para enderezar el rumbo, con el agravante de que es un año electoral, y por ende, los ojos tanto de la oposición como de los ciudadanos estarán encima de ellos, esperando el mínimo error para criticarlos.

Participe con SuVersión

comentarios

Noticias que te pueden interesar

Close